Libro

 
 

Acabo de recibir un correo de un lector que ha leído mi libro en un santiamén. ¡Qué alegría !

 

Aquí un extracto :

 

« Encontré su libro el jueves pasado en Barcelona. Me sorprendió mucho que Desclée se haya atrevido a publicarlo en España, y todavía más que lo tuvieran en la librería X. Tengo que agradecerle muchísimo el que lo haya escrito. Nunca en la vida me había sentido tan identificado, tan bien descritos mis sentimientos, mis imaginaciones, todo lo que desde hace años me ha hecho pensar, sólo por mi experiencia personal y en contradicción con lo que se va repitiendo por todas partes, que algo va mal con la homosexualidad.

Su libro me estalló en las manos cuando llegué a la descripción de la homosexualidad como deseo de violación y rastro de una violación sufrida o temida (cito de memoria, quizás no lo dice usted exactamente así). Es tremendamente exacto. No quisiera ahora alargarme entrando directamente en cosas demasiado personales mías, pero si a usted le pareceriera bien me gustaría compartirle algo de mi historia personal en este sentido.

Me costó entender su discurso sobre la heterosexualidad, pero después me ha parecido muy iluminador. Todo lo que vemos en la « tele » sobre las relaciones entre hombre y mujer en el fondo está manipulado, son perversiones de la auténtica relación, en la cual lo genital, por decirlo así, es un ingrediente insustituible, pero no el centro alrededor del cual tiene que girar todo. Entender esto puede ayudar a neutralizar la influencia de unos modelos omnipresentes, desde las películas hasta la publicidad y hasta los artículos pretendidamente serios de los periódicos. Todo eso es « heterosexualidad », perversión del auténtico amor entre hombre y mujer, y modelo perfectamente simétrico al de la « homosexualidad ». ¿Lo he entendido bien? »

 

Y un extracto de mi respuesta :

 

« La prueba más importante según yo que has leído y comprendido TOTALMENTE mi libro, es lo que dices sobre la heterosexualidad (que distingues de la diferencia de sexos). La comprensión de la heterosexualidad es la CLAVE de comprensión de la homosexualidad, ¡ y del diablo ! ¡ Entonces, te felicito y me alegro de haber encontrado a un Hermano ! »