Increíble. Acabo de enterarme por casualidad, mediante mi padre, que mi yayo (abuelo español) solía decir, con humor y gravedad : « Cuando me muera, iré al Valle de Josafat. » Él quien no practicaba mucho, quien era un campesino aragonés muy humilde y sin cultura, conocía la Batalla de Armagedón, el Fin de los Tiempos, todo lo que estoy estudiando ahora mismo… y me da cita allá, cerca de Jerusalén. Formará parte de la Armada céleste, seguro.