Esta entrevista que vais a leer era inicialmente un encargo del periódico español La Columna a propósito de la campaña anti-Género del autobús pro-Vida y « católico » HazTeOír en Madrid. Pero, igual que para mi entrevista censurada por el diario Actuall hace dos años, se acobardaron ellos también, y no quisieron publicar mi entrevista de ayer, puesto que me niego precisamente a entrar en su juego maniqueo y homófobo de la indignación y de la victimización anti-lobby gay. No me importa. Publico igual en mi página-web. Quizás oídos salgan de la ceguera general.

Para explicaros rápidamente el contexto del escándalo del autobús HazTeOír, el Gobierno de la Comunidad de Madrid prohibió antes de ayer su circulación a causa de los mensajes anti-Género que difundía. Ahora mismo, empiezo a recibir reacciones de amigos españoles que esperan que aulle con los lobos mi « homofobia contra la dictadura gay » : me están hartando. En realidad, me doy cuenta de que no han entendido nada de lo que pasó en Barcelona ni finalmente de lo que digo sobre la heterosexualidad. Así que a callar y a escuchar, por favor. Porque si no, me enfado.

 

1) PHILIPPE ARIÑO, EL ATAQUE QUE SUFRIÓ DURANTE SU CONFERENCIA EN EL CAFÉ YOUCAT EN BARCELONA ESTE ÚLTIMO 12 DE FEBRERO – AUNQUE USTED SEA HOMOSEXUAL – SALIÓ EN TODOS LOS PERIÓDICOS DE ESPAÑA. ¿ NO LE CHOCA ESTA NUEVA MEDIDA EMPRENDIDA CONTRA EL AUTOBÚS « HAZTE OÍR » EN MADRID, QUE MUESTRA LA INFLUENCIA CRECIENTE DEL LOBBY LGTB CONTRA LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN ?

Primero, quisiera aclarar que en Barcelona, no se puso principalmente en el punto de mira « mi libertad de expresión ». Tampoco mi fe. Ni siquiera el derecho del Arzobispo de Barcelona Mons Omella a invitar a quien quiere en su propia casa. Si creéis eso, es que os equivocáis de enemigos, no véis quién es el blanco, y encima, entráis en el razonamiento del mundo que consisten en sacralizar la « libertad » o la « libertad de expresión (religiosa) ». Y esta idolatría por la libertad es el fermento de la anarquía y de las dictaduras modernas. Ahora bien, quiero hacer hincapié en que mis oponentes no querían impedirme que me expresara. Si hubiera propuesto una conferencia sobre el tema « Soy homosexual y católico : cómo compajino ambas condiciones », no me hubieran molestado en absoluto. Lo que les molesta y que es rechazado, no es mi persona ni el hecho de que me exprese o de que la Iglesia se exprese. Lo que se censura son tres cosas : el hecho de que sea homo y de que hable de la homosexualidad (porque nadie lo hace) ; es la virginidad (es decir, la Virgen María y el celibato) ; y es la propuesta de una Verdad única universal (es decir, Jesús y la Iglesia). Así que parad de promover la « libertad de expresión ». Tan sólo hay libertad en la Verdad. Y en el Café Youcat, no es el hecho de que me haya expresado que planteó problema. Era el contenido de lo que decía : llamaba a todas las personas duraderamente homosexuales a la virginidad (continencia) como mejor camino de felicidad y de apostolado. Ése fue el escándalo justo que desató las persecuciones contra mí y contra Mons Omella. No es vuestra pequeña « libertad de expresión » de mierda. El objeto del escándalo, es mucho más positivo y grande : son María y Jesús.

 

2) ¿ USTED NO SE ESCANDALIZA POR LA INMOBILIZACIÓN DEL AUTOBÚS PRO-VIDA DE AYER EN MADRID ?

No. Esta detención es merecida, aunque no se haya hecho por las buenas razones. Siento decíroslo, pero no se habla de la belleza de la sexualidad escribiendo en un vehículo « Los niños tienen pene, las niñas tienen vulva. Que no te engañen. » Así que no voy a llorar por la censura que se hace contra este autobús pro-Vida. Sólo porque se defiende la Vida (además, defender « la Vida », ¿ qué quiere decir eso ? ¡ Incluso los promotores de la maternidad subrogada y del matrimonio gay están a favor de la « Vida » !) no significa que ello se hace de forma inteligente. Estoy asombrado por la estupidez de los esloganes pro-Vida en general. Caricaturizan el Género sin identificar lo que es realmente : la heterosexualidad (= todas las alteridades a nivel de la sexualidad ; la primacía del sentimiento y de la voluntad individuales ; una sacralización de todas las diferencias en detrimento de la prevalencia de las diferencias de sexos y de la diferencia Creador-criaturas en la identidad y en el Amor). Caen en el natalismo, el familiarismo y el esencialismo que tanto denunció nuestro Papa Benedicto XVI. Y sin darse cuenta, apoyan y magnifican el Género. Es una vergüenza. En Francia, Frigide Barjot (líder de La Manif Para Todos, y autora del libro ¡ No toques a mi sexo !) había dado muestras de la misma ceguera biologista, de la misma idolatría anatomista, gritando en el micrófono durante las Manifestaciones del 2012 en contra del « matrimonio homo » : « ¡ No hay óvulos en los testículos ! » Vulgaridad y estupidez que, por su grosería, respaldan lo que denuncian. Prueba de ello es que, cinco años después, la misma mujer hoy en día defiende abiertamente el « matrimonio gay » y la Unión Civil.

 

3) ¿ EN SU OPINIÓN, NO HAY QUE LUCHAR CONTRA EL GÉNERO ?

Claro que sí. Pero no de esta forma. Mientras no hablemos de la heterosexualidad y de la homosexualidad, combatiremos de manera ineficaz una palabra inmaterial. En este momento, los pro-Vida se creen que nosotros las personas homosexuales somos tontos. ¿ Ellos piensan realmente que no sabemos que los niños nacen con un pene, y las niñas con una vagina ? ¿ Se creen que luchamos para vestir a los niños de rosa y a las niñas de azul ? ¿ En serio se figuran que estamos luchando por una indiferenciación de los sexos y que no sabemos distinguirlos ? ¿ Opinan realmente que negaríamos que no hace falta un hombre y una mujer para concebir a un niño ?? ¿ que nos oponemos a las familias tradicionales ? ¡ Que aterricen ! ¿ Están sinceramente convencidos de que los promotores del Género creen en lo que defienden ?? La mayoría de éstos no sabe lo que es el « Género », afirma sinceramente que el Gender no existe (porque de hecho, en su corazón, en su mente y en la realidad, el Género no lleva este nombre : se llama « heterosexualidad », « homosexualidad », « bisexualidad », « homofobia », y luego « amor », « igualdad », « derecho », « discriminación », « tópicos », « queer »), e incluso se dice explícitamente « en contra del Género ». Lo escriben en blanco y negro en sus folletos y manuales escolares de educación a la afectividad y a la ciudadanía : « Estamos en contra del Género. » ¿ Cómo pueden los pro-Vida « católicos » estar tan desfasados ? Pienso que es por homofobia (miedo a hablar de la homosexualidad, y justificación de la « identidad homo » y del « amor homo ») y su apoyo inconsciente a la heterosexualidad (heterosexualidad que han confundido con las diferencias de sexos). Todo esto se debe a que ya no escuchan a la Iglesia.
 

 

4) SIN EMBARGO, USTED SIGUE SIENDO UNA PERSONA HOMOSEXUAL PERSEGUIDA POR SU PROPIO BANDO, COMO SE HA VISTO EN BARCELONA, ¿ NO ?

Veo que queréis utilizarme como una coartada moral para demostrar de manera legítima, viva, personal y homosexual, que el « lobby gay » sería una « terrible dictadura » que establece una censura contra la « libertad de expresión » y contra los suyos. ¡ Pues estáis en el lugar equivocado ! Yo no me llamo Jean-Pier-Delaume Myard ni Homovox. Por un lado, formo parte del lobby gay, y me siento orgulloso de ello. Así que por favor, respetadme y respetad a mis amigos homosexuales que no tienen casi nada que ver con los ataques que sufren. Y por otra parte, el « lobby gay » no es una dictadura : la dictadura real es el lobby heterosexual – también llamado lobby LGBT – que transformó la sexualidad en heterosexualidad (a finales del siglo XIX hasta hoy), para justificar discretamente la homosexualidad así como para vengarse del matrimonio y de la Iglesia Católica. La heterosexualidad es el verdadero déspota. Ya sea en España como en el Parlamento Europeo y en los Estados Unidos. Es el diablo disfrazado de diferencia sexual. Por otra parte, la Iglesia nunca la defiende : Ella sólo defiende la sexualidad, y a las parejas mujer-hombre que se aman, así como a los célibes consagrados. Los numerosos católicos que confunden por ignorancia la diferencia de sexos con la heterosexualidad, forman sin saberlo parte del lobby LGBT y justifican las leyes pro-gays. Es hora de que se den cuenta de ello, en lugar de hacerse pasar por víctimas perseguidas.
 

5) ENTONCES, ¿ QUIÉN LE ATACA ?

Lo repito. Es el lobby heterosexual, así como los católicos gays friendly que se presentan como « heteros » o que no denuncian la heterosexualidad. En Barcelona, por ejemplo, es el lobby heterosexual principalmente quien quiso silenciarme, y no el « lobby gay » (4 pobres figurantes disfrazados de gays y que aceptaron desempeñar durante 5 minutos el papel de vitrina del Sistema heterosexual encabezado por la Generalitat). Las personas homosexuales españolas o francesas no están en mi contra, y no he sido víctima de una censura homosexual internamente. Sólo son la gente de Iglesia, las personas que se presentan como « heterosexuales » (en la política y en los medios de comunicación), y los pro-Vida, que me imponen el silencio. La prueba de ello : el año pasado, el diario Actuall fue el primero en censurar mi única entrevista española para el lanzamiento de mi libro La homosexualidad en Verdad. Es un escándalo. Y sin embargo, ¡ ellos pretenden ser « católicos » y « pro-Vida » ! Pero nos acogen para instrumentalizar nuestra homosexualidad, para utilizar nuestro testimonio como un látigo. Se interesan por nosotros sólo cuando no hablamos de homosexualidad, sólo cuando machacamos al « lobby gay », a los medios y a la política (de izquierdas), y únicamente para darse una razón para victimizarse y justificar su homofobia. Así que ¡ basta ya de demonizarnos, a nosotros personas homosexuales ! aunque se trate de defender a un puñado « disidente » entre nosotros y supuestamente « traidor a su propio bando ».
 

6) USTED ES UN POCO DURO CON LOS DISEÑADORES DE ESTE AUTOBÚS, QUE DEFIENDEN LA VIDA…

Es una buena cosa que este autobús se vuelva a su garaje. Esto hará que los pro-Vida se formen intelectualmente, revisen seriamente su manera de abordar el Género, y entiendan que no es su homofobia naturalista que va a resolver el problema de la confusión mundial respecto a la sexualidad o del anticlericalismo, que no será haciéndose de víctimas y demonizando a un « lobby gay fantasma » como van a defender realmente a Cristo y a la Humanidad. Todo lo contrario. ¿ Cuándo se van a atrever a hablar de los verdaderos problemas – homosexualidad, heterosexualidad, homofobia, amor, sexualidad – y dejarnos a nosotros, las personas homosexuales, realmente la palabra, en vez de justificarse de que no serían homófobos ? A fuerza de decirlo, demuestran homofobia. Que empiecen a cuestionarse, a escucharnos. Y a partir de ello, podremos ir adelante.