Tal como lo explico en mi libro Homo-Bobo-Apo y en mi blog CUCH (Católicos Unidos Contra la Heterosexualidad, que creé en 2013, y que no es nada broma), LA BESTIA DEL APOCALIPSIS es 4 cosas :
 

1 – la heterosexualidad (es decir el diablo disfrazado de diferencia de sexos, así como la idolatría por la Diferencia : ese fundamentalismo mundial por la diversidad se impone en detrimento de la primacía de la diferencia de sexos – el matrimonio de Amor entre hombre y mujer – y en detrimento de la primacía de la diferencia Creador-criaturas – es decir Jesús y la Iglesia Católica).
 

2 – el chip electrónico subcutáneo (la marca de la Bestia llevada en la mano y la frente, el número 666, la Blockchain).
 

3 – el humanismo integral (un comunismo solidario, un pacifismo sin Cristo, y a veces un espiritualismo integral fariseo expresado por un cristocentrismo a la manera del cardenal Sarah. El exorcista benedictino francés – el hermano Samuel – describe muy bien la Bestia como el « humanismo intégral, en la obra colectiva Los Ataques del Demonio contra la Iglesia).
 

4 – la pasión (… no la Pasión de Cristo – que supone la aceptación de la Cruz y la renuncia a sí mismo -, sino la pasión por las pasiones – es decir la voluntad individual, las sensaciones, los gustos personales, los ocios…)
 

 

 

La heterosexualidad no es más que la homosexualidad disfrazada, como lo comprobamos en la nueva publicidad de McDonald’s Colombia.