Como lo señalo y explico desde hace mucho tiempo, no luchamos eficazmente contra la teoría/la ideología del Género (Gender) si, por un lado, nos atenemos al Humanismo integral (el otro nombre de la Bestia del Apocalipsis), es decir a los tópicos naturalistas y espiritualistas (identidad, sexualidad, diferencias de sexos, masculinidad/feminidad, hombre/mujer, alteridad, complementariedad, humanidad, familia y niño, paternidad/maternidad, sacralidad y dignidad, el Bien común, ideología , lobby, etc.) provenientes de una adhesión excesiva a la Teología del cuerpo de nuestro santo Papa Juan Pablo II, y si, por otro lado, no hablamos de la homosexualidad (una palabra que, en la mente de muchos de nuestros contemporáneos, cristaliza la creencia en el concepto de « Amor », y basta para desacreditar todos los argumentos naturalistas y espirituales) y sobre todo no identificamos el verdadero Género es decir la heterosexualidad (siendo la heterosexualidad el diablo disfrazado de diferencia de sexos, y encima, sinónimo – en los hechos – de bisexualidad y de sexualidad violenta). La inutilidad parlanchina del Dicasterio y las meta-verdades inoperantes que nos presentan algunos cardenales (por ejemplo, el Cardenal Versaldi) y que sin embargo quedan bien en teoría, las había visto venir a millas de distancia. Mientros que no se identifique el Género como la heterosexualidad, todos los documentos cardenalicios y episcopales, que están bien presentados y bien elaborados, resultan ser un parloteo totalmente ineficaz que no sólo afecta a su puntería sino que además refuerza lo que pretende denunciar. La parálisis intelectual y espiritual (y me atrevo a decir, la sordera) que afecta a nuestros representantes eclesiáticos es alarmante.
 

Véanse la página de Noticias del Vaticano.
 

#Gender #Género #homosexualidad #sexualidad #LGTB #Amor #Sexo #ideología #Dicasterio #Iglesia #Vaticano #Cardinales #Heterosexualidad #Papa #Papafrancisco