Complementos : los 14 prejuicios sobre la charla del Café Youcat + mi libro La Homosexualidad en Verdad en castellano + las « 247 preguntas sobre la homosexualidad dentro de la Iglesia » + mi libro Homosexualidad, la Prioridad negada + la entrevista de Jordy Solomon en el Metropolitan Hotel de Barcelona + la entrevista cancelada por el diario pro-Vida Actuall + mi artículo censurado por La Columna sobre el caso del autobús HazTeOír.
 

 

 

Prefacio

Lo que hubiera tenido que ocurrir lógicamente en Francia (el efecto-bomba de mi análisis y testimonio de la homosexualidad), y que fue reprimido/reemplazado por la llamarada de La Manif Para Todos a causa del arribismo y del orgullo de los católicos franceses (que no quisieron oponerse a la Unión Civil o a la heterosexualidad, ni hablar de homosexualidad), pasó el domingo pasado en Barcelona : un verdadero clamor de protesta.
 

Durante 5 días, todos los medios de comunicación españoles se excitaron por mi caso y por la conferencia del Café Youcat del domingo 12 de febrero organizada por el arzobispado de Barcelona en el claustro de la iglesia de Santa Anna. 23 medios – incluyendo 10 canales de tele – cubrieron el evento ; 60 periodistas estaban presentes en la conferencia ; las 4 teles más relevantes del país tomaron contacto personalmente conmigo ; una horda de juristas y de abogados estaba en plan de guerra ; el Parlamento catalán (la Generalitat) y la alcaldesa de la ciudad de Barcelona hicieron todo lo posible para cancelar la conferencia (entre otras cosas, firmando masivamente una petición) ; el arzobispo Monseñor Omella tuvo que escribir al Parlamento para hacer valer su derecho a organizar en su propia casa los eventos que quería ; 3 movimientos de contramanifestación (con un centenar de manifestantes) trataron de suspender el evento ; 16 000 € fueron tirados al viento para garantizar la seguridad ; 4 activistas LGBT intentaron interrumpir mi conferencia en los primeros 10 minutos y fueron expulsados con calma ; la mayoría de los periodistas se largaron después de haber tenido su momento de « enfrentamiento » ; la aparición en TV3 que tenía que realizar el día siguiente (lunes 13) fue cancelada. Éste es el cuadro en sus líneas generales.
 

Ahora volveré en más detalles sobre este evento – único para mí porque nunca había experimentado tal presión – para desvelar algunas « exclusivas » y sobre todo para restablecer verdades esenciales (he sido atacado injustamente y sigo siéndolo en los medios ; así que tengo mi derecho de respuesta) y agradecer al encantador equipo de jóvenes católicos del Youcat. Y, SÍ, sufrimos juntos por Jesús, por su Justicia, y eso nos hizo experimentar a la vez un subidón de adrenalina que nos hubiéramos ahorrado, a la vez una amistad acelerada absolutamente increíble. Este artículo viene a completar el de los 14 prejuicios.
 

Las 26 « exclusivas »


 

Exclusiva 1 : Nunca he experimentado tal presión, incluso en Francia. Nadie se esperaba a semejante furia mediática. ¡ Ni siquiera yo ! Esta puesta en escena de una guerra que no tuvo lugar – dado que el Café Youcat fue todo un éxito, tanto al nivel del contenido que de las relaciones de amistades que nacieron de éste – sólo fue liderada por los medios de comunicación. Ni yo ni el padre Bruno Bérchez (delegado para la juventud en la diócesis de Barcelona) o el Café Youcat ni el arzobispo Omella, procuró llamar la atención, generar alboroto, provocar, ser famoso, y nadie convocó los medios. Vinieron por voluntad propia, y lo habían planeado todo para que sus fantasías paranoicas se hiciesen realidad. Por desgracia, los enemigos que deseaban pillar no eran los demás sino ellos mismos. En vez de hacernos venir en sus propios platós de tele, nos obligaron a improvisar un estudio de televisión en los locales de la Iglesia, en los que vinieron a encerrarse… para finalmente caer en la cuenta de que los intolerantes de esta historia eran ellos y sus figurantes LGBT. Digo « sus » figurantes porque los 4 asaltantes LGBT que intentaron interrumpir mi conferencia fueron totalmente instrumentalizados y obedecieron a un guión preordenado : de hecho, los periodistas habían previsto quedarse sólo 10 minutos, sacar fotos de mí para ponerle una cara al « horrendo gay homófobo que se hace de profeta » (para dar de comer a los mirones televisivos y justificar que no se habían preocupado en masa por nada : en cuanto llegué, me bombardearon con fotos repitiendo mi nombre « ¡ Philippe ! ¡ Philippe ! »), dejarme un poco hablar (para perseguir EL patinazo discursivo), hacer intervenir a su movimiento de protesta en su lugar (los 4 atacantes con su banderola con el mensaje considerado « tímido » por el periodista Carles Cols : « Placer anal, contra vuestra moral » : aparentemente, no tenemos la misma definición de la « timidez »…), y finalmente largarse a toda prisa. Este escenario era tan absurdo que se ridiculizaron. Los periodistas y los militantes LGBT mostraron en plena luz que su llamada « lucha contra las discriminaciones y contra la homofobia » en realidad tan sólo era una homofobia y un libertinaje ocultos. Ni siquiera exponían la homosexualidad o la defendían. El happening era tan improbable que llegó precisamente cuando daba las gracias a los manifestantes (que imaginaba fuera) por recordarme que no tenía que contar cualquier cosa sobre los temas muy importantes y sensibles de la sexualidad, del amor y de la fe. Hasta dije que yo me podría haber encontrado fuera también con ellos. Los 4 perturbadores, metidos en una sorpresa de cumpleaños que se daba de bruces, salieron entonces de su pastel justo en el momento equivocado : el de los agradecimientos. Ello se aproximaba al grotesco. Ellos fallaron. Realmente. Por otra parte, la tensión en el claustro de Santa Anna era tal que hubo un desmayo (crisis epiléptica) de uno de los espectadores, que tuvieron que evacuar.
 

 

Exclusiva 2 : El happening de los asaltantes LGBT no era para nada un accidente : fue un consentimiento de amor. Los católicos de Café Youcat amaron a sus enemigos y no se dejaron sorprender ni atrapar por ellos, en contra de lo que se ha dicho. De hecho, los medios malvados tratando de hacer pasar a los creyentes por horribles censores fundamentalistas que sólo acogerían a aquellos que piensan como ellos. En realidad, a mí me sorprendió la diversidad del público, los creyentes y los no-creyentes se reunieron en un solo lugar, bebieron en la misma mesa, se mezclaron ; e incluso entre católicos, estuvieron representadas todas las sensibilidades. Era mágico de ver. Por otra parte, algunos periodistas afirmaron que los 4 manifestantes que interrumpieron el principio de mi testimonio se habían colado en secreto y habían derrotado/desafiado heroicamente la barrera de control de los organizadores. Esto es espectacularmente falso. El staff de vigilancia los había claramente identificado, y sin embargo los había dejado entrar con pleno conocimiento de causa. El ataque de los cuatro aguafiestas no fue accidental ni imprevisto : claro, no fue ni deseado ni justificado, pero sí fue consentido. Y eso, ¡ es muy poderoso ! Fue un consentimiento de amor. Quería aclarar, para restablecer la Verdad y honrar la grandeza del grupo Youcat. El hecho de que el happening haya podido tener lugar es la prueba del amor inmenso de los católicos por sus enemigos… aunque éste parezca una derrota y una ingenuidad suya.
 

Enseñé mi « Foto de la Verguënza »


 

Exclusiva 3 : Pensaba mostrar a Jesús Aún cuando no llegó a verse, yo llevaba una camiseta Jesus loves Paris. Lo hablé con el padre de Bruno quien, para evitar el efecto « hortera » o « provocador », prefirió, sin imponerme nada, que no tentara al diablo, y que escondiera mi camiseta. Pero Jesús estaba aquí, presente de todos modos. Y, pensándolo mejor, creo que hubiera podido mostrarlo igual.
 

 
 

Exclusiva 4 : Mis perseguidores, en nombre de la homofobia, fueron homófobos Yo podría llevarles al tribunal, si lo quisiera. Como lo explico en mi libro La homofobia en Verdad y también en mi símbolo « homosexual homófobo » en mi Diccionario de Símbolos homosexuales, la homofobia es el miedo y a continuación el ataque al mismo (« homo » en griego significa « mismo », y ha llegado a significar « los homos » o « la homosexualidad » : guardamos ambas acepciones). La homofobia no es, como lo dan a entender los medios de comunicación, un insulto o un trozo de celo que se pone en la boca de una persona a quien se quiere silenciar (es más grave que una etiqueta o que una reputación o un insulto – inclusive la palabra « discriminación ») ; tampoco la homofobia se reduce a toda oposición a cualquier legislación que se aprueba en nombre de las personas homosexuales (éstas no son una ley ni un pedazo de papel) ; ella no es toda imagen negativa atribuida a la homosexualidad (las personas homosexuales, como cualquier ser humano, pueden sufrir o actuar mal : no son ángeles liberadas del mal). La verdad, es que la homofobia es un ataque real (suicidios, acoso, violencia verbal y física, violaciones, asesinatos, robos, crímenes de guerra…) que las personas homosexuales – reprimidas o al contrario demasiado asumidas homosexualmente – se hacen entre ellas (el agresor homófobo siempre ataca a su víctima homosexual porque no puede soportar que en ella se refleje su propio deseo homo, su propia herida sexual, su propia acción homo). Escribo – y puedo demostrarlo sin excepción – que la homofobia es la « identidad homo » (la caricatura del coming out), es el « amor homosexual » (cada vez que una persona practica un acto homosexual, rechaza la diferencia de sexos, base de su humanidad y de su identidad, y por lo tanto se rechaza a sí misma así como rechaza a la persona con quien practica la homosexualidad). Además, todos los actos homófobos que conozco tienen lugar en los marcos de la práctica homosexual : la esfera amorosa homosexual o bien la esfera prostitutiva. Los hechos demuestran que las personas homosexuales – incluso aquellas que se disfrazan de « heteros » – se atacan entre ellas.

Esto es exactamente lo que me pasó en Barcelona : fui atacado por personas que se hacen llamar « heteros » (y tímidamente homos) y que son mis semejantes. También para cerrar este capítulo sobre la homofobia, tuve realmente la impresión, sobre todo al principio de mi conferencia en el Café Youcat, que ingresaba en un tribunal. Estaba rodeado de cámaras y de juristas que fingían la « objetividad del ponente », que registraban todo lo que podía decir, que acechaban la más mínima nota en falso o la equivocación lingüística para ver si lo que decía podría caer bajo el peso de la ley. Dicho sea de paso, aún cuando yo hubiera salido palabras claramente homófobas, la ley sobre la homofobia en Cataluña no ha sido votada y por lo tanto ni siquiera habría sido objeto de un pleito por « homofobia » o « incitación a la violencia ».
 

 

Exclusiva 5 : Yo nunca he sido condenado por homofobia en Francia Los manifestantes LGBT catalanes esparcieron el rumor de que ya me habían procesado penalmente en Francia por homofobia. Esto no es verdad y es pura calumnia. Precisamente en mi país, los colectivos de lucha contra la homofobia (Yagg, la Educación Nazional, S.O.S. Homophobie, etc.), siendo homófobos (se observa la misma paradoja en los grupos antirracistas que se convierten en racistas y sectarios, o en los comandos « ecologistas » o feministas que se vuelven totalitarias y sexistas…), y siendo incapaces de demostrar mi homofobia (porque en realidad nunca he atacado a una persona homosexual, nunca he provocado un « ola de suicidios de jóvenes », y soy el único en el mundo que describe los mecanismos reales de la homofobia), nunca han logrado arrestarme o llevarme delante del tribunal, a pesar de sus intentos y de las numerosas quejas que recibieron a mi respecto. En lo que escribo o digo acerca de la homofobia, no hay ángulo muerto. Incluso puedo demostrar que los que me atacan por homofobia son en realidad homófobos.
 

 

Exclusiva 6 : La sala del Café Youcat estaba llena de personas homosexuales Posiblemente algo más de la cuarta parte de las personas presentes. Los medios de comunicación, en cuanto se fueron los agitadores, probablemente se imaginaron que eran los únicos gays friendly en quedarse en medio de estos jóvenes católicos adoctrinados. Pero los que siguieron mi ponencia hasta el final fueron capaces de comprobar al contrario que mi discurso fue retomado por más de una persona homosexual entre los oyentes. Uno de ellas, un joven que tuvo el valor de tomar el micrófono para hacer su salida, dijo que estaba de acuerdo con lo que expresé y que él me apoyaba. ¡ Realmente me calentó el corazón, este apoyo fraternal ! Tanto más cuanto que él hablaba en primera persona del plural (el « nosotros »), lo que significaba que él representaba a un grupo de personas homosexuales católicas que desean vivir la continencia. Fue muy importante para mí. No sólo porque dejaba de quedar como un extraterrestre aislado a los ojos de todos, sino porque además, mi camino universal responde a una aspiración profunda compartida por muchas más personas homosexuales de lo que la gente piensa.
 

Exclusiva 7 : Los periodistas se cayeron en su propia trampa y son los verdaderos perdedores de la historia De ahora en adelante, soy más conocido en el extranjero que en Francia. Mientras que mis oponentes en Francia tuvieron la sutileza de no atacarme de frente para no promocionarme (porque no lo podían, porque no tenían los medios intelectuales ni legales para hacerme frente), los periodistas españoles soñaron con que yo sería estúpido, peligroso, homófobo, malo, sin conocerme, y contribuyeron así a proporcionar un gran foro a mis ideas, a mis escritos, a la Iglesia. Y encima, sin que los hayamos convocado. La censura de Estado que establecieron es evidente y se dio a conocer incluso en toda América Latina. Mostraron su intolerancia a la vista de todo el mundo. Fueron homófobos en nombre de la lucha contra la homofobia. Me discriminaban en nombre de la lucha contra la discriminación. Los diputados del Parlamento catalán demostraron su inmadurez firmando masivamente una petición « contra las discriminaciones » que todo el mundo hubiera podido firmar (¡ incluso yo ! ¿ Quién no está en contra de la discriminación ? En teoría, nadie) y que hubiera podido ser redactada por un adolescente. Además, ellos nunca revelan qué hechos y qué mecanismos se encuentran detrás de la palabra « discriminación » que ostentan histéricamente. Debido a que en realidad son cómplices de esta discriminación. Su ataque contra mí era tan infundado que durante el Café Youcat, una de mis amigos del grupo No Temo escuchó por casualidad una conversación entre dos periodistas, mientras levantaban el campamento, que decían « Hemos perdido la tarde… ».
 

 

Exclusiva 8 : La mayoría de los periodistas españoles sirven al diablo y a la masonería. Eso Io descubrí al encontrarme con un artículo de prensa que relataba el Café Youcat de domingo, el del Periódico escrito por el periodista Carles Coles. En este artículo – el único que he leído porque mi padre lo había comprado y me lo puso bajo las narices – se podía encontrar todo lo que he escrito acerca de los burgueses-bohemia (véanse la fachada de culturalidad, la demonización de la Iglesia pero con una jerga seudo-religiosa, las referencias bobós baratas a David Lynch y las citaciones supuestamente eruditas, etc.), todo lo que he escrito sobre el diablo (demuestro en todos mis libros que la heterosexualidad es el diablo disfrazado de diferencia de sexos… Pues bien, Carles Cols, además de fingir que me cita cuando en realidad distorsiona por completo mis palabras, me hace defender « las parejas heterosexuales » mientras que precisamente son aquellas contra las cuales peleo más : esta mentira que se hace pasar por la realidad, eso es diabólico) y todo lo que he escrito sobre la masonería (véanse la referencia al Islam al principio del artículo y a la mitología griega al final : los francmasones, aunque se autoproclamen ateos, son fanáticos de los relatos mitológicos y de los « héroes »). Incluso vi a algunos que se conmovieron por mi testimonio (entre otros un periodista del PAÍS, además muy guapo ^^), que se quedaron hasta el final, y que parecían estar al servicio de la Verdad… pero eran pocos y más discretos. Carles Cols, por su parte, forma parte de la franja periodística satanista, cínica y bobó, que intenta crear una Iglesia « laica » y ateo, no tanto para destruir frontalmente la Iglesia Católica sino para imitarla (como por casualidad, él está de parte del padre Charamsa)
 

Exclusiva 9 : Charamsa está ahora mismo jugando a los dardos con mi retrato. Charamsa, es el sacerdote polaco quien se había hecho el importante durante el Sínodo sobre la familia en 2015, que vive ahora en Barcelona con su « marido », que acaba de publicar su nuevo libro (libro que sostiene que el « amor homosexual » es divino y que la mayoría de los sacerdotes de la Iglesia Católica son homosexuales…) y que a veces es invitado para dar testimonio en algunas iglesias españolas. Al parecer, ya que soy un poco su antítesis a nivel del discurso, Charamsa en este momento me hace una guerra sin cuartel. Eso es lo que me dijo mi padre, el cual tiene la energía que me falta para leer todas las noticias y los artículos que salen actualmente en España. Y confieso, respecto al sacerdote polaco exclaustrado, que si puedo de alguna manera derribar su discurso de la desobediencia a la Iglesia que él desarrolla en su nuevo libro, ¡ sería un honor !
 

Exclusiva 10 : Hubieran podido molestarme en la calle. Por primera vez en mi vida, después de la conferencia del domingo, podía ser reconocido en la calle, y visto la imagen falsa difundida, hubiera podido meterme en problemas. No he conocido este miedo en Francia. Eso no me impidió tomar el metro y pasear alegremente por Barcelona. Lo más gracioso fue que, para no exponerme a gente malvada que me insultara en la calle, el padre Bruno siempre me llevaba a lugares donde estaba seguro de que no era LGBT : ¡ o bien los bares de abuelas o bien los kebabs ! ¡ Íbamos con frecuencia a tomar el té rodeados de abuelos y de abuelas españoles ! ^^
 

Mosén Bruno, Ramón y yo


 

Exclusiva 11 : Mi padre es imperturbable. Encontré a mi padre en Cataluña a partir del lunes. Pensaba que podría asistir a la conferencia del Café Youcat del domingo, pero llegó al día siguiente, aunque toda la semana siguió de cerca todo el bombazo. A mí, eso me habría deprimido o angustiado. Él, permaneció imperturbable. Arrastran a su hijo por el fango, pero dado que es por Cristo, ¡ no pasa nada ! Él realmente tiene la Fe pegada al cuerpo. No veo ninguna otra explicación.
 

Exclusiva 12 : ¿ Tal mediatización puede volver a ocurrir ? No lo sé. O bien España decide imitar a Francia, opta por ignorarme y comprende que no sirve para nada hacerme propaganda en los medios ya que mis investigaciones son imparables, o Ella decide por orgullo – ahora que el daño ya está hecho – manchar mi nombre y asumir la mediatización que ha desencadenado. Sin embargo, sigo pensando que el jaleo que se armó en España no viene del propio tema de la homosexualidad, ni tampoco de su alianza con la fe católica. Proviene del hecho de que yo, persona homosexual de carne y hueso, proponga a todos mis semejantes la virginidad como mejor camino de felicidad y de Salvación, del hecho de que yo obedezca a la Iglesia Católica.
 

Exclusiva 13 : Tuve en Barcelona más confirmaciones del vínculo entre la violación y la homosexualidad. Mis declaraciones sobre las relaciones no causales entre el deseo homosexual y la violación habían causado un alboroto justo antes de mi llegada a España. Y sin embargo, con sólo intercambiar en la realidad con las personas homosexuales de Barcelona, me encontré con tres que, en privado, me confesaron que habían sido realmente violadas.
 

Exclusiva 14 : El escándalo vino por la Virgen María y por Jesús Al origen de la protesta del domingo pasado, parece ser que un activista catalán conocido, con pendientes, se haya alarmado y haya organizado la intifada. Tal vez el artículo de PRISMA haya contribuido a encender la mecha. Probablemente el Café Youcat es también el retoño de la velada No Temo que tuvo lugar en enero de 2015 a la Iglesia de la Medalla Milagrosa en Barcelona. Pero, en realidad, pienso que se debería encontrarle al bombazo una razón mucho más noble y divina que los simples contextos humanos. De manera más fundamental y sobrenatural, como ya lo expliqué al principio del Café Youcat , no creo que sea el tema (de la homosexualidad) y entonces la homofobia del « lobby gay » la principal causa del nerviosismo de los medios de comunicación (aunque, por supuesto, hubo homofobia objetiva : impedirme a mí, homosexual, que hablara de homosexualidad, sí que es homofobia). Tampoco creo que sea principalmente la violación de la libertad de expresión (religiosa) que levantó a las multitudes (porque si sólo hubiera dado un testimonio sobre el « ser homosexual y católico », nunca hubiera atraído a todos los periodistas). Es precisamente el celibato y su universalidad, la virginidad y la Iglesia, los que fueron verdaderamente apuntados. Para nuestro mundo que desprecia al celibato y a la renuncia a ciertos placeres, la continencia universal es una provocación peligrosa, una amenaza terrible para su liberalismo copulador/hedonista.
 

El ex-padre Charamsa


 

Exclusiva 15 : Santa Eulalia defendía la virginidad en mí. El « Día D » de la charla, domingo 12 de febrero, los tres textos de la misa han sido adaptados a la fiesta de la patrona de Barcelona, Santa Eulalia, una virgen valiente. Y era curioso cómo todo se centraba en la virginidad y la persecución. Fue providencial y muy bonito. En la iglesia de Santa Eulalia el domingo por la mañana, el padre Bruno hizo una homilía sobre la parábola de las vírgenes prudentes y de las vírgenes imprudentes (Mateo 25) realmente notable : explicó que el aceite de las lámparas de las vírgenes era la oración. Nunca había entendido este texto así antes. Eso transformó por completo la comprensión materialista y egoísta de la Salvación ofrecida por Dios. Esta misa me dio la paz que esperaba.
 

 

Exclusiva 16 : El desorden y el dilema están también dentro de la Iglesia. La postura de la Iglesia sobre la homosexualidad – la propuesta del celibato continente para los personas duraderamente homosexuales – no es sólo fuente de conflicto fuera de la Iglesia. Ésta divide y se entiende mal incluso dentro. Está lejos de despertar la unanimidad. Por eso resultaría caricaturesco ver al enemigo únicamente fuera. Por ejemplo, cuando llegué a la parroquia Santa Eulalia, una feligresa – una abuela muy maja con el pelo teñido de rosa – me soltó amablemente, para quedar bien, que vivía en un bloque al lado de tres parejas homosexuales distintas que « no le planteaban ningún problema y que le encantaban » : « ¡ Me llevo muy bien con mis vecinos gays ! » (Sí, pensé, pero ése no es el problema…). Hablando más tarde con un responsable de la logística en el seno de la parroquia, éste me dijo, para parecer abierto y gay friendly, que no veía por qué prohibir a una « pareja » homo que conoce bien y que encuentra equilibrada el Sacramento de la Comunión. Bueno… Aquí estamos. El camino hacia la concienciación dentro de la Iglesia es largo.
 

Exclusiva 17 : Soy catalán.… en alguna parte… Es curioso como en los medios, en boca de mis oponentes como de mis amigos barceloneces, muy naturalmente, al enunciar mi nombre, lo pronunciaban « a la manera catalana » : « Phillip Ariñó ». Con el acento tónico en la « o ». Podrían haberlo dicho en castellano clásico. Pero no. Ellos lo catalanizaron. Quiere decir que al parecer me han adoptado.
 

Exclusiva 18 : De verdad, la Iglesia confió ciegamente en mí. El contenido de mi charla dominical no fue preparada. Cuando, dos días antes del Café Youcat (viernes 10) cené en el arzobispado de Monseñor Omella, y que me preguntó de pasada si yo había pensado en algún plan para mi ponencia, le respondí que no tenía nada planeado. Él, en lugar de aconsejarme que pensara en escribir algo igual, en lugar de dictarme el contenido o lo que había de evitar decir, se contentó con mostrarme su tímida sorpresa (« ah, vale ») y siguió adelante (« ¿ Me pasarías la sal ? »). Por otra parte, Don Bruno me confesó tras el éxito de la conferencia, que había apostado por mí sin saber exactamente lo que iba a decir y si lo que iba a expresar mantenía realmente el rumbo. Él sólo me había escuchado una vez, en enero del año 2015 en No Temo, y eso es todo. Estoy impresionado por la confianza que me hicieron. Monseñor Omella es un gran hombre, un verdadero padre, firme y confiado. Barcelona tiene suerte de tenerlo como arzobispo. 
 

Mons Omella y el Papa Francisco, uña y carne


 
 

Exclusiva 19 : Me desmayo cuando me siento culpable. Los hay que vomitan cuando están contentos. Bueno, pues yo descubrí en Barcelona que cuando me cogen con las manos en la masa por un acto personal realizado en el ámbito social, un acto que pensaba justo y que se revela accidentalmente injusto y con posibles consecuencias públicas graves, ¡ sufro un golpe emocional y me desmayo ! jaja. Eso me pasó sólo tres veces en mi vida : cuando hablé de la depresión de mi madre durante una de mis primeras conferencias en Francia y que eso la había dañado ; cuando recibí un correo electrónico de un amigo herido por el esbozo de mi primera obra de teatro Vous m’avez beaucoup pédé en la que denunciaba de manera un poco bruta e implacable a todos los líderes de La Manif Para Todos ; y por fin, cuando pensé – después de un malentendido – que los firmantes del Parlamento catalán que querían suspender mi conferencia en Barcelona eran principalmente del PP y que los denuncié por Facebook… mientras que en realidad los miembros del PP (equivalente de los Republicanos en Francia) se abstuvieron. Durante la vigilia de oración del sábado por la noche con el grupo de jóvenes del Youcat, que me había sin embargo apaciguado mucho, empecé a desvanecerme porque oí a uno de los chicos del grupo decirme que probablemente había sido mal informado escribiendo en Facebook mi publicación en contra del PP. Total, mi metidura de pata no fue grave : me disculpé inmediatamente por este « post » accidental y finalmente sin consecuencias (éste fue a pesar de todo la oportunidad de avisar a mis oponentes que yo era de izquierdas). Todos mis amigos catalanes presentes pensaron que me había desmayado a causa del cansancio o del estrés. Pero íntimamente yo sabía muy bien el por qué. Es la culpabilidad que me hace caer. Esta forma de reaccionar señala cuánto me siento responsable de lo que hago públicamente, y mi empeño en conformar mi vida privada y mi vida pública con la Verdad de Jesús. En resumen, la gran noticia, es que no puedo físicamente ser esquizofrénico ni mentir/actuar mal en público mucho tiempo : ¡ me mareo ! No logro mantenerme en pié ! lol
 

 

 

Exclusiva 20 : Cottolengo sustituyó la tele, y sinceramente, ¡ qué Gracia ! Mi visita a Cottolengo Padre Alegre, un gran centro religioso que acoge a las personas gravemente discapacitadas, sustituyó la televisión el lunes por la mañana. De hecho, TV3 (una de las cadenas más importantes de Cataluña) había planeado invitarme. Pero los programadores cancelaron mi intervención la víspera, pretextando mi « bajo nivel lingüístico ». Me enteré después de que, en el pasado, ya habían recibido a personas que hablaban un castellano mucho peor que el mío, y de que la verdadera razón era que no tenían nada que atacar en mi discurso. Así que acudí al centro del Cottolengo, donde habíamos quedado con el padre Bruno. Y, en serio, ¡ fue muchísimo mejor que la televisión ! Un baño de amor por parte de todos los ocupantes. Y paradójicamente también, tuve la sensación de que ese amor era más fácil de recoger que el amor a los enemigos… de ahí mi hallazgo que, más aún que el amor, más aún que la ternura dentro de la vulnerabilidad, los amigos de Cottolengo, a menudo incapaces de ser malos ya que se ven muy debilitados, me hicieron el gran regalo de darme a conocer mi pecado : es decir « Todavía no perdono bastante a los que me ofenden ».

Al llegar al sitio, me impresionó mucho la santidad de la joven religiosa con velo que aseguraba la acogida en la recepción, que se tragaba las cosas sin quejarse, incluso los pequeños disgustos o comentarios desagradables que le hacían sus colegas, hasta el punto de no dejar aparecer nada y aceptarlo todo con paz y dulzura. Creo que se llama sor Margarita. Luego, fui recibido por Don Bruno y también por una parte del personal médico. Comentamos la conmoción de la víspera en el Café Youcat. Y mientras nos entusiasmábamos, no me atreví a contar a la directora y religiosa general el contenido del mensaje obsceno de la pancarta desenrollada por los 4 alborotadores, para no ofender sus castos oídos.

Después se inició la visita de los lugares. Primero la sección de los más jóvenes, luego la de las mujeres, y acabamos con la de los hombres. Entré en aulas donde los alumnos a veces tenían un fisonomía improbable (personas con una cabeza muy pequeña, por ejemplo : lo que uno sólo piensa ver en las películas de ciencia ficción). Empecé a clavar los ojos – sin ningún voyeurismo, pero al contrario, muy intrigado – en los niños con su mirada aparentemente aturdida y ausente, que babeaban con abundancia, pero que parecían oírme y esconder a Cristo. El caso de Hillary, un muchacho negro muy debilitado, me impactó. También disfruté de esas personas minusválidas que me cantaron una canción, esas personas con síndrome de Down que me adoptaron inmediatamente : fue frente a mí muy profunda (a propósito de la maldad de los seres humanos y de la urgencia de ser bueno) y se sintió de repente abatida porque se indignaba contra su propia condición de mujer prisionera que sueña con ir a París un día y que adivina que su sueño está gravemente comprometido ; Juan, que había perdido a su hermano gemelo, que lleva el mismo nombre que mi propio hermano gemelo, y que pasaba su tiempo llamándome « Feo » para decir con una sonrisa que me encontraba guapo ; etcétera. Un momento de paz en medio de la agitación.
 

Exclusiva 21 : En Barcelona, di mi conferencia más completa en la Universitat Abad Oliva. Era el martes 14 de febrero por la mañana, frente a los psicólogos católicos. Si, en el Café Youcat, me contenté con una presentación, sin embargo todo el análisis y el contenido (sobre la homosexualidad-heterosexualidad-homofobia) lo dejé en la Universidad. Esta explicación en español fue grabada, y espero que un día se difunda en YouTube. Porque no me gusta irme sin dejar de comer. Y los españoles, después de verme la cara, necesitan formarse seriamente acerca de la homosexualidad y de la heterosexualidad.
 

Exclusiva 22 : Don Bruno no es gay. ¡ Ni siquiera han tenido que someter ello a prueba lol ! Me di cuenta enseguida que a él le atraían las mujeres… ¡ y aún más la Iglesia ! Lo quiero precisar, ya que claro él también se convirtió – a causa de la homosexualidad – en el centro de atención y de organización del Café Youcat, y fue muy rápidamente acusado de ser homosexual (además de homófobo). Por otra parte, Bruno dijo tantas cosas bellas frente a los medios de comunicación, tantas palabras justas, y con una pureza y una paz enternecedoras, que le estoy muy agradecido por su valor y su obediencia ejemplares a la Iglesia. Me siento un poco mal por él – y al mismo tiempo pudimos reír de ello juntos – por su desacierto demagógico final que salió ante las cámaras al cabo de mi ponencia, desacierto que traicionaba a su pensamiento (habitualmente muy recto) y que no reflejaba en absoluto todo su recorrido ni la Verdad de su discurso : de hecho, Bruno dio a entender en su conclusión de mi charla (error debido probablemente al estrés y al relajamiento de la presión) que mi testimonio de continencia homosexual era « una experiencia singular de la homosexualidad, en paralelo con los católicos homosexuales que están en pareja »… y delante de todos (¡ pobre Bruno !), tuve que corregirle diciendo que mi elección de la continencia no tenía nada de « UNA experiencia », nada de una « opción entre otras », sino que era el mejor camino indicado por la Iglesia en el Catecismo de la Iglesia Católica. Este paso en falso, que podría hacer pasar a Don Bruno por un cura blando, soso, relativista, progresista y liberal (¡ cuando es todo lo contrario !), es un patinazo que nos hizo gracia a los dos (¡ un poco al igual que el corredor que estaba liderando la carrera y que se cae de bruces justo a dos metros de la línea de llegada !), que permitió mostrar a todo el mundo que los católicos no siempre están de acuerdo entre ellos (en particular cuando se trata de homosexualidad) y que la Iglesia está compuesta de pecadores, que nos permitió corregir públicamente una tentación y una creencia en el « amor homosexual » muy arraigadas entre los católicos (progresistas o tradicionalistas) también, y por fin que nos permitió ser humildes ante el éxito. Hermosa lección que nos ofrece Don Bruno a su pesar. Gracias a él. Es un santo sacerdote.
 

Exclusiva 23 : San Antonio de Padua es el santo patrón de los… ¡ enamorados ! ¡ Estamos aquí con una enorme primicia ! El sábado 11 por la tarde, mientras yo estaba en busca de San Antonio de Padua para pasar un rato con él en oración (y había precisamente una estatua de él en la iglesia de Santa Eulalia), uno de los feligreses – que había oído mi charla improvisada sobre la homosexualidad – quiso ayudarme, pero no sabía donde se encontraba la estatua, ni visualizaba quién era realmente San Antonio. Me hizo reír : « San Antonio de Padua… Es el patrón de los enamorados, ¿ eso es ? » Yo más bien hubiera dicho el santo que ayuda a recuperar los objetos perdidos… pero bueno, ¿ por qué no el de los enamorados también, después de todo ? ^^
 

Exclusiva 24 : Estuve a punto de volverme hetero en Barcelona. Es broma, por supuesto ^^. Pero dicho esto, encontré en el equipo Youcat a tres mujeres – Patricia, Marta y María – con una madurez increíble y que fueron mis flechazos de la estancia. Patricia, era la dulzura y la amabilidad en persona. Marta era mi apoyo psicológico y espiritual (¡ además de ser mi apoyo lingüístico !). María era el humor. Es una auténtica felicidad conocerlas. Por otra parte, el equipo Youcat da caña : Francesc me permitió hacer un lifting lingüístico (yo tomaba apuntes de todas sus expresiones idiomáticas : ¡ él era mi diccionario de bolsillo !) ; Ramón y Óscar me ofrecieron una formación medios divertida, eficaz y paradójicamente relajante ; el pequeño equipo parroquial de la iglesia Santa Eulalia que escuchó mi conferencia improvisada el sábado por la tarde me hizo confiar en mí mismo (y en mi nivel de lengua para explicar la homosexualidad) ; el reencuentro del lunes por la noche con el grupo de No Temo encabezado por Mosén Javier, que me había recibido hace dos años, fue precioso y necesario (les expliqué por qué el Género no era otro que la heterosexualidad). Descubrí con gran emoción que la pareja latinoamericana de No Temo que estaba esperando a un niño hace dos años y que había sido impresionada por mi testimonio, dieron a luz a un hermoso chiquitín que han llamado « Felipe ». ¡ Cuántos regalos humanos ! El hecho de haber aguantado con el grupo de jóvenes del Café Youcat una semana de sufrimiento por Jesús nos hizo vivir una amistad acelerada. Y puesto que además, sin querer, la homosexualidad vivida en la continencia actúa como una especie de filtro y de gafas para conocer el corazón y la sexualidad de las personas, algunos amigos catalanes piensan que puedo leer en ellos : « Tú, eres un poco brujo, ¿ no ? » me salieron algunos de ellos, intrigados. En realidad, no tengo ningún mérito. ¡ La homosexualidad, es mi barómetro, mi bola de cristal ! Bien debe servir para algo ^^.  

Mgr Brouwet y yo


 

Exclusiva 25 : Los católicos españoles aman especialmente Lourdes. Me llamó la atención la estrecha relación entre los españoles y Lourdes. Ya porque me encontré con muchos de ellos que fueron acá. Y por otra parte, porque algunos han leído que el obispo de Lourdes, Mons Brouwet, fue el único obispo francés que me apoyó públicamente… y sentí que simbólicamente ellos también le tenían mucho cariño. Por otra parte, al dar mi última conferencia a los 50 sacerdotes de la diócesis de Barcelona, en presencia del arzobispo, el martes 14 de febrero en la Delegación, podía oír el vuelo de una mosca : expliqué a los curas que la homosexualidad era una cuestión importantísima para el porvenir de la Iglesia Católica y para la preservación de los sacramentos.

Desde un punto de vista objetivo y numérico (aunque se trate de una cortina de humo), la Iglesia en España es notablemente más poderosa y organizada que en Francia : más sacerdotes y vocaciones, más dinero, más reconocimiento social, más influencia (basta con comparar dos diócesis similares entre Francia y España – la diócesis de Toulon y la de Toledo – : ¡ como el día y la noche !). Por lo menos, en España, aún cuando la Iglesia es muy atacada, todavía mantiene su estatuto de Interlocutora (En Francia, la Iglesia apenas tiene voz y voto, y es tratada como una basura : basta con ver cómo el Arzobispo Mons Vingt-Trois fue alineado con los otros líderes religiosos del culto durante las audiencias de Erwann Binet en el Senado en el momento del voto del « matrimonio gay »…). Dicho esto, a pesar de aquella diferencia significativa entre la Iglesia española y la Iglesia francesa, me impresionó en Barcelona cuánto espiritualmente los sacerdotes españoles depositaban grandes esperanzas en Francia que realmente perciben como la Hija mayor de la Iglesia, cuánto eran capaces de ir más allá de las apariencias. Me encontré con un clero catalán muy lúcido, profético y visionario. Fue una alegría ver a sacerdotes verdaderamente servidores.
 

Exclusiva 26 : Regresé sano y salvo a Francia. Sin embargo, el miércoles 15 de febrero, casi perdí mi vuelo : ¡ dos minutos más tarde y se cerraban las puertas del avión ! Vuelvo a descubrir de nuevo el anonimato y la indiferencia de los católicos franceses. Pero no me importa : ¡ tengo mi taza CAFÉ YOUCAT que me mantiene caliente y que me recuerda a mis queridos amigos catalanes ! Y para mis próximas actualidades, contestaré en directo el domingo 19 de febrero a las once de la noche a la entrevista de Radio María España titulada « ¿ Por qué Philippe Ariño molesta tanto al el lobby LGBT ? ». Por otra parte, la entrevista improvisada de Jordy Solomon, grabada el martes 14 de febrero en el Hotel Metropolitan de Barcelona, sigue siendo un éxito por internet. ¡ Brindis !