Programa mexicano terrible : Promoción del « Amor 2.0 »
 

 

El dogma de la « Diversidad », de la « Apertura » y de la « Igualdad » impide a la presentadora hablar verdaderamente de la homosexualidad. ¡ Qué censura ! (Y lo digo como homosexual). No defiende el matrimonio, sino la heterosexualidad, la bisexualidad, el sentimentalismo, la asexualidad. ¿¿¿ Cuándo van a escucharnos???
 

Y encima, nos están justificando los divorcios, diciendo que una mujer se tiene que conformar con la noticia de la homosexualidad de su marido (trabajo de « luto » : ¡ qué vergüenza !). Y el joven consejero va a difundir su mensaje relativista en las escuelas…