Porque me niego a tomaros por memos o por los sentimientos…
 
 Capture d'écran 2015-11-06 16.31.23
 

Sin ningún celos de mi parte (porque prefiero el aislamiento a causa de la Verdad que los aplausos por un narcisismo emocional barato), estoy observando el relativo éxito de los artículos “Rezo por ti porque tenemos que amarnos, unirnos y obedecer a nuestra Iglesia y porque te comprendo” de Clément Borioli. Ahora entiendo mejor el por qué de la distancia de los Hispanos para con mis libros, mis artículos y entrevistas. ¡Será porque no lloro bastante cuando hablo de homosexualidad! lol

 

Bueno, Clément Borioli no cuento sólo bobadas : mezcla éstas con frases evangélicas, con evidencias de sentido común, con aforismos bien intencionados que no chocan (por eso es tan difícil rechazarlo todo o ver la estafa a primera vista). El problema de sus artículos, es que no tienen contenido, no hablan de la homosexualidad (el testimonio biográfico no reemplaza el análisis), de la realidad, de la Verdad, de la Cruz. Son sollozos ‘compasionales’, sentimentalistas, doloristas y espiritualistas. Reconozco esta desviación sensiblerista también en otros artículos escritos por internautas homosexuales cristianos, que confunden al Papa con su osito de pelo. Proponen una fraternidad espiritual con estrellas en los ojos. Blandenguería adolescente azucarada que da gusto a los sentimentalistas “cristianos”. Se reducen a unas cartas de diario íntimo que expresan buenas intenciones (« No hay que ser homófobos »; « Te comprendo », « Rezo por ti mi hermano homosexual que amo tanto »; « Dios te perdona. Vamos a rezar juntos. » ; “Abrázame (castamente)”; etc.). Bueno… Y ahora bien, después de haber hablado del tríptico espiritualista “amistad/castidad/santidad”, ¿qué es del mensaje de la Iglesia? ¿de la palabra de Verdad sobre la homosexualidad? ¿de la exigencia y del camino concreto para las personas duraderamente homosexuales ? Na de na. El apostolado Courage propone un acompañamiento : no una vocación. Porque no se atreve a exigir el celibato continente y la evangelización a la gran mayoría de sus miembros. Ésa es la verdad. Pues que quede claro : a mí no me gusta nada el compañerismo mistico-gelatinoso. Courage no es una fábrica de hugs espirituales. Y lo que faltaba, ¡ es el argumento de la “misericordia” con el que nos van a acosar aún más durante un año a partir del mes que viene !

 

Por favor : ¡ menos derrame sentimental, y más Verdad ! No tenemos eternamente catorce años.
 
 
 

N.B. : Otro artículo para seguir la reflexión. Y la traducción francesa de éste se encuentra en el link siguiente.