Me siento triste de que haya tan poca audiencia y tal abandono por parte de mis lectores españoles. Porque creo que lo que estoy escribiendo sobre la homosexualidad es crucial para el mundo y para la Iglesia. ¿ Por qué esa indiferencia, esa falta de amor ? ¿ Por qué este miedo? ¿ Qué he hecho yo para merecer esto ? Los Italianos (y encima, ni hablo su lengua, al contrario de vosotros) son mucho más advertidos y calurosos que los hispanos. ¿ Qué os pasa ?
 
 
 

P.D. : Para seguir las publicaciones en Facebook y Twitter.